Lagunas metales: Funeral Rites

Reficul: Voz
Matías Alba: Bajo
Andrés Cardozo: Batería
Diego Binagi: Guitarra.

En uno de esos días que el sol nos había dado tregua después de tanta penumbra, hablamos con Reficul, en principio un demonio que “seduce a las chicas con senos grandes y mata a las chicas con senos pequeños” ahora la voz de Funeral Rites. Un chico que estudia y trabaja y le da su alma a la música, haciendo black death metal, aquí, en Uruguay. Influenciados por bandas como Immortal, Marduk, Six Feet Under, Venom, At the gates y metiendo dos horas semanales de ensayos, serán teloneros de Apostol of Pervertion, una banda española, que viene a tocar a Bluzz Live el 29 de setiembre. Y el 16 de octubre, conMayhem, de Noruega, en Montevideo Music Box.

La banda se creó en el 2012, más precisamente en febrero “con otra formación, y después hubo varios cambios de integrantes. Con ellos hace año y medio, dos años que estamos”.

“Para nosotros tocar con Mayhem, que es una de las mejores bandas de black metal de la historia, es lo más que nos puede pasar. Después de esto nos podemos morir tranquilos". Explicó que para eso están sacando temas nuevos “que teníamos que sacarlos sí o sí. Y esto de los shows nos vino bien”.

Momentáneamente no tienen disco grabado, “lo estábamos grabando y por falta de tiempo y dinero se paró la grabación. La idea es enganchar ahora cuando se vaya este invierno que a todos nos está complicando por temas de laburo y estudios”.

Cuando le preguntamos qué los lleva a hacer el género que están haciendo, nos responde que fueron “Locuras mías; si bien escucho todo tipo de metal, black metal es un género que me apasiona y el death es un golazo. En síntesis esto. Por desgracia no es muy común acá y tampoco contamos con el apoyo de nadie. Porque si bien hay mucha gente que dice que le gusta el metal extremo cuando hay toques o cuando vienen bandas de afuera, inclusive en las radios...”

Allí le recuerdo que en la radio tenemos el Lado Oscuro, en Radio Futura. “Sí, el Lado Oscuro, es el único que apoya al metal extremo, después nadie. Alguna que otra radio comunitaria puede haber por ahí que nos han hecho alguna entrevista también pero ya te digo hay muy poco apoyo y la gente no se cuelga”.

Al preguntarle si habían metido alguna gira, Reficul respondió que el ambiente no parece ser muy propicio: “No; es muy salado hacer una gira en Uruguay por tiempo y por lugares. Afuera, por ejemplo, hay muy pocos lugares para escuchar black metal. Mismo en el ambiente somos mal mirados por hacer death metal. Debido a que mucha gente piensa o no tiene mucha idea y lo agarra para un lado y para el otro y yo tengo mi propia visión” que es “Básicamente el odio a toda la iglesia: católica; todas las religiones, no apoyamos ninguna. Porque si bien muchas bandas del black metal profesan el satanismo, no lo hacemos nosotros”.

Le pedí entonces que me parafraseara alguna letra que le viniera a la mente, y me habló de Lord Of War, señor de la guerra. “Es un tema que habla acerca de lo que vendría a ser Satanás en la Tierra y la destrucción que él genera a todos los cristianos”.

¡Que nos han hecho sentir toda esta culpa! Le digo, y me responde que “Sin duda alguna y algún día la Iglesia va a tener que pagar por todas las cagadas que hizo con la gente por pensar diferente o por pensar cualquier cosa que no tenga que ver con la religión. Yo no voy en contra de ninguna religión pero no tenés que ir a un templo para adorar a nadie. Cada uno es su propio templo. De hecho escuchar black metal es una forma de vida”.

Me contaba que “En Uruguay siempre se intentó hacer una movida extrema y nunca se dio” Y me pareció extraño dado que teniendo una enseñanza y Estado laico podría haber funcionado. Y respondió que “No, porque somos bastante cerraditos. Mucha gente escucha metal, heavy, trash y nos ven como bichos raros. Cuando estamos arriba del escenario y cuando estamos abajo. ¿Y estos pelotudos qué se pintan? Cosas así".

Le pregunté con qué se pintaban, me respondió que compraban sus pinturas en Infantozzi, pero ahora comprarían otra porque la última vez, con las luces de los spots, fue como tener “vidrio molido en los ojos”.

Para terminar me quería sacar una duda que causó mucha gracia y risas: Tu abuela ¿qué dice? A lo que respondió que no sabía, en otro lado debe estar. Entonces, si estuviera, ¿la invitarías a un concierto? "Se muere la vieja. No, mi abuela era muy cristiana así que no creo que agarrara para ahí".

     Finalmente, agradecido por la entrevista pidió más apoyo al metal extremo, y sobre todo que la gente se informara más, porque, aseguró concluyente: “Somos músicos, no delincuentes”.

por Xime de Coster